…..Y CONQUISTAR EL ENTENDIMIENTO.

Lo recuerdo cómo si fuera ayer mismo, fue una noche de primeros de agosto, con una Luna enorme.

Los balcones estaban abiertos, el suelo de color claro, irradiaba la luz por el espacio, los objetos y muebles, proyectaban alargadas sombras apoderándose de el y yo me sentía casi intimidado por la mía propia.

Había conquistado la Luna para ella el piso, convirtiéndolo en castillo.

El silencio de bien entrada la noche, lo arrullaban grillos de jardines lejanos y mi realidad cercana era inquietante.

Apareciste de pronto, como un espectro, te despertó la Luna, eres de sueño ligero, parecías irreal con aquella luz, algo dijiste, era tu suave voz, eras tú sin duda.

Aquél ambiente irreal, me tenía hechizado. Hubiera preferido que fuéramos un par de desconocidos, para entrar en la luz y sombra personal, presentarme y preguntar si buscabas algo en particular, iniciando así una posible conversación.

Todo invitaba a desentrañar misterios.

Secretos existentes jamás revelados… por vergüenza…por cobardía….por añoranza…

La noche lo propiciaba.

Dos extraños que se descubren a los oídos incondicionales y atentos del otro, no se juzgan, no preguntan, no interfieren, no opinan, respetan las contradicciones, los silencios, las expresiones…se aceptan sin más.

Es tan sólo confesar y escuchar, sin proponérselo al final…se conocerán.

Insomne por aquella luz, aquellos 38°, aquella orquesta lejana incansable, y tu repentina presencia, me obligaba a sentirme algo humano y algo indolente, también!.

Nada podía parecer demasiado grave esa noche, aunque el secreto fuera letal.

Esa noche lunar iluminaba el espacio propio, el olvidado, el real.

Sin embargo al verte guardé silencio, como tantas veces.

Preferí seguir contemplando aquel ambiente extraño, dónde las sombras lo inundaban todo con rotundidad.

Pienso a menudo en aquellos dos extraños de mi imaginario, que acabaron compartiendo, su alma, su corazón, su mente.

Dos entraños que ya nunca lo serán, que envidio y añoro porque…. CONQUISTARON EL ENTENDIMIENTO.

 


Regresar al índice

Los comentarios están cerrados.