¡LA TENTACIÓN!

¡Cómo te he ido evitando! Cada día paso de largo, no quiero mirarte, siento tu mirada, pero me apresuro sin volver la cabeza, para no dudar más, porque… hemos tenido ya nuestras historias…
Me he mantenido firme durante meses, lo más difícil fue el principio, ahora… no quiero ceder, si empiezo… ¿cómo acabaré?
Las dudas estando lejos, las considero, no hay riesgo y me gusta soñar, en sueños me permito flaquear, en sueños todo lo veo ideal, soñadores somos los dos, (¿o tú me haces soñar?) tal para cual.
No quiero correr una vez más riesgos, con la edad nos hacemos más precavidos, más temerosos, algo hemos aprendido.
Hasta pensé hacer la promesa de no consentir jamás, pero… me faltó el valor, además, no me quiero engañar.
Organicé una fiesta entre amigos que todos traían a su vez, un amigo íntimo, y apareciste tú… trajeron frutas, también flores y vino, fui probando bocados, reímos, hablamos, nos mantuvimos a cierta distancia, pero las miradas se cruzaban.
Superé la tentación una vez más, pero su presencia, ¡me estremecía!.
Fuiste mi paño de lágrimas, fuiste mi consuelo en horas solitarias,
Tenerte a mi disposición, colmaba mi ambición.
Mi fuerza para no caer, está en saber que si cedo, tendré… remordimientos, ¡y eso si que no!… no quiero arrepentirme del placer.
A nadie confieso que me gustaría caer, en un irresistible desfallecer…
Oculto éste tema como un gran secreto, no quiero que se rían, que me tomen por ñoña, los amigos dan consejos a lo loco, sin saber lo que me ronda dentro.
Dirían algo así:
” ¡Qué más da, por una vez, quién se va a enterar! ”
“Anímate, se vive dos días, aprovecha la mitad!”
” ¡Tú te lo pierdes, el chocolate no te va a perjudicar, tómalo por la mañana, que no te engordará! “
!Por la mañana… podría probar que energía da!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: