FILOSOFÍA PARDA, Dios

Si alguien me preguntara si creo en la existencia de Dios, mi respuesta sería afirmativa, pero especificaría que creo en la existencia de muchos dioses, porque aparte de las miles de religiones que hay en el mundo, creo que cada persona  lleva uno en su cabeza. Dios es tan importante para la vida que si no existiera habría que crear uno de inmediato.

Yo en mi inmensa ignorancia, cuando miro para dentro me hago esta reflexión, cuando el primer ser humano quiso partir un coco a puñetazos, cayó en la cuenta que para esa función era mucho mejor atar una piedra a un trozo de palo y con esa herramienta podría partir el coco con mayor facilidad. Con esta tontería quiero indicar que la necesidad, es creativa y a Dios lo creamos porque lo necesitamos. Porque nuestros conocimientos (cito a Ginés) son una gota de sabiduría en un océano de ignorancia y porque somos ignorantes, temerosos de la muerte, y padecemos injusticias, necesitamos creer que aquí estamos de paso y la verdadera  vida  empieza cuando esta se acaba.

La ciencia avanza muy despacio y no lo explica todo porque no lo sabe, en cambio para la fe no hay obstáculos, todo es posible y cualquier explicación por irreal que pueda pareceres aceptada a pies juntillas. Ignoro los paraísos de las otras religiones, pero el cristiano no tiene desperdicio, nadie ha estado en él pero debe ser la hostia porque se cuentan maravillas, además estarán esperándonos los seres queridos que nos han precedido.

¿Y quién no desea volver a encontrarse con los seres cuyo recuerdo todavía persiste en nuestra mente, y nos parece mentira que ya no estén con nosotros?

Y quien aguantaría el hecho antinatural de perder un hijo cuando las leyes de la biología dicen que los hijos deben enterrar a los padres y no al revés.

La vida te lleva a veces a situaciones difíciles de soportar y entonces la ayuda de Dios es imprescindible.

Naturalmente todos los dioses no son iguales y cada religión se adapta al tipo de necesidad que intenta socorrer, por ello las leyes y los paraísos son diferentes entre sí.

Si alguna objeción tengo que hacer al hecho religioso, es sin duda la existencia de los intermediarios. Llámense sacerdotes, curas, brujos o profetas, ellos son los vendedores de humo que se disputan a las personas y les inculcan que la religión que ellos predican es la verdadera, por lo que vienen a decir que las demás son falsas y con este argumento se roban los clientes porque de ellos viven y se alimentan.

La fe es la fuerza más poderosa que conozco, realmente puede mover montañas, por ese mismo motivo te puede destruir si tu actitud es crítica y tienes otro parecer diferente al comúnmente establecido.

Nadie más peligroso que aquel que cree tener la verdad y su proselitismo le hace impermeable a la reflexión, por su afán por salvarte te puede matar (si tiene poder para ello) para librarte de las penas del infierno.

Nada es completamente bueno de la misma manera que nada es completamente malo y mi actitud siempre procuro que sea crítica y siempre revisable, hasta de lo que acabo de escribir.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: