EL JUICIO DE LAS LETRAS

Este no era un juicio convencional, era más parecido a una asamblea, donde todo el mundo tenía derecho a opinar, costaba por lo tanto que se respetara el turno de palabra. Todos los componentes de esta asamblea eran letras, letras mayúsculas y minúsculas.

Los promotores de este juicio eran las letras disconformes con el estado de las cosas, se llamaban a sí mismos LOS PROMOTORES DEL IDIOMA CASTELLANO; los elementos denunciados y contra los que se enfrentaban eran toda la corte de los miembros de la REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA y todos los intereses conservadores que atrofiaban el natural desarrollo de este idioma

Las letras más beligerantes eran la Z, la K y la W, ellas se consideraban discriminadas y poco representadas en el idioma.

La Z pidió la palabra. El griterío se hizo murmullo y finalmente el silencio, el comité regulador había pedido silencio y con un ademan al orador le instó a hablar.

Esta letra se subió a la tarima preparada al efecto y comenzó su exposición de los hechos.

Señoras letras, a nadie se le escapa que el idioma castellano es uno de las lenguas mas habladas en todo el mundo, es un idioma bello con estructura ideal para la poesía y unificador para los países emergentes de Sudamérica. Con un crecimiento continuado en EE UU donde actualmente es hablado por más de cincuenta millones de hispano parlantes.

Dicho esto mencionaré  algunas condiciones que lo amordazan y dificultan su expansión, la primera de ellas es la presencia de la real academia de la lengua, ella es un lastre que impide el estudio de nuestra lengua y mata el natural crecimiento de la misma, lo digo porque estos señores no se han enterado todavía que los idiomas tienen vida propia, crecimiento continuado y no les hace puñetera falta que lo fijen y le den esplendor.

El castellano es un idioma hijo del latín que junto con otros idiomas conforma el mosaico de las lenguas de España, por esa razón no debiera ser correcto denominarlo idioma español, porque los demás idiomas también son españoles, debiera por tanto ser conocido como idioma castellano.

Por concretar y no irnos por las ramas expondremos nuestra molestia por la dificultad de remover modos y costumbres que dificultan la comunicación y el aprendizaje de nuestro idioma encorsetado por las tradiciones, los principales puntos a debatir serian.

Eliminación de la letra C

Supresión de las H mudas

Depuración de los verbos

Concreción de los sonidos de las J y de las G

Eliminación de los géneros masculino y femenino en los artículos

Supresión de una de las dos B ó V

Otras condiciones que debieran tener las abreviaturas

Simplificación de las reglas ortográficas

Esta disertación quedó interrumpida por las voces a gritos procedentes del grupo conservador, el moderador pidió silencio y concedió a la letra C del grupo el turno de réplica, esta subió muy airada a la tarima de oradores y comenzó una disertación de la importancia de la letra C, comenzó diciendo que esa letra era una letra de las más antiguas del abecedario que había servido además como cifra cien en las matemáticas romanas.

La letra K interrumpió la exposición de la C diciendo que si bien esta letra había tenido un pasado glorioso ahora estaba de más ya que había sobrevenido en una letra incomoda cuyo sonido era una copia de la letra K algunas veces y de la letra Z en otras, de modo que se había llegado a la incoherencia de escribir COCINA con dos ces pero que tienen sonido diferente, la primera suena K y la misma letra en segundo lugar suena Z por tanto su escritura correcta sería KOZINA. Y era dificultoso para los estudiantes de castellano saber cuándo se pronunciaba de una u otra manera.

En este momento el moderador concedió la palabra a la letra H que hacía tiempo que la había pedido, esta letra estaba realmente indignada, sencillamente se la quería eliminar de un plumazo cuando fuera principio de palabra y solamente conservaba presencia cuando iba  acompañada y precedida de la letra C a la cual se pretendía también eliminar, ¿Dónde pretendía llegar el grupo revolucionario?

Pues dada la coincidencia de estas dos últimas intervenciones el grupo revolucionario propone que vayan juntas en forma de CH y de esta manera se evita su desaparición.

La pareja formada por las letras  J y G reconocieron lo lioso que puede llegar a ser cuál de ellas emplear en cada caso y acabar de una vez con la pregunta ¿Giménez, con G o con J cómo se escribe? quisieron saber cómo se habían de situar cada letra sin tener que recurrir a la ortografía con sus excepciones acostumbradas

El grupo reformador formó corrillo de consulta y delegó a la W para que explicara una posible solución, esta dijo: Como norma general vamos a procurar que cada letra tenga un solo sonido que la identifique, de manera que estimamos que nombraremos la G cuando suene como gato y la nombraremos J cuando suene a jaleo, de modo que Gerona se llamara a partir de la aprobación Jerona, la misma suerte tendrán todos los nombres en los cuales hay una G ocupando el sonido de la J.

Pareció que esta solución complacía a ambas letras, eso acababa con las frecuentes disputas que se originaban por saber cuál de ellas tenía prioridad.

No fue ni de lejos el caso de las hermanas bes y uves o B alta y B baja como las conocen también algunos, estas letras de procedencia muy distinta esgrimían el derecho a figurar, como únicas en caso que se decidiera que solamente una de ellas permaneciera.

El comité para la reforma propuso que permaneciera la B de Burro ya que esta letra no se confunde con la U en distintos escritos. La letra V como es lógico se negaba a desaparecer, pero era evidente que todo bicho patas pronunciaba ambas letras con idéntico sonido, por lo tanto una de ellas estaba de más y debía desaparecer, y en este caso se consideraba mas oportuno eliminar a la V , ya que algunas veces se confundía con la U como se había dicho anteriormente

Las polémicas, se eternizaban y las conversaciones , se derivaban continuamente hacia temas colaterales.

El grupo revolucionario intentaba avanzar en la exposición de sus tesis, pero era frenado por la mayoría conservadora.

En respuesta a una afirmación categórica de que los cambios en las palabras tenían que ser aprobados por la real academia, la letra W contestó que fue una desgracia que en su tiempo, el mundo rechazara el idioma universal propuesto por el doctor Zamenof, porque tal lengua llamada Esperanto espantó a las clases dirigentes en el sentido de que la clase obrera de todos los países industrializados se pudiera entender en una misma lengua y reivindicara sus derechos de una forma universal.

Ese fue un intento fallido de utilizar un idioma creado especialmente para sacudirse toda la carga histórica de las lenguas de cada país o sea hablar un idioma fácil para todos, creado especialmente para facilitar el aprendizaje y la transmisión de ideas, ha quedado no obstante la semilla de esta genialidad y se pueden comunicar todavía entre ellos los esperantistas de diferentes países.

Como que parecía que la concurrencia prestaba atención a las palabras de la letra W, esta se sintió animada a disertar sobre el siguiente tema que tenía en mente y se lanzó de lleno sobre el asunto del latín.

Señoras letras, ustedes saben que en un momento de nuestra historia el mundo habló latín,  la península ibérica que entonces hablaba las diferentes lenguas de cada región, conoció un latín ya algo vulgarizado traído por los soldados legionarios pero que sirvió no obstante para unificar el galimatías existente.

Cada región de la península adoptó por esa lengua universal, pero adaptada a las necesidades de cada cual, hoy el latín a desaparecido o mejor dicho pervive en otras diferentes lenguas que lo tienen como base

Con el castellano puede pasar algo parecido, ¿Qué castellano se hablará dentro de dos mil años ¿Pues puede pasar que al igual que el latín o el griego desaparezca tal como hoy lo conocemos y solamente sirva de sustrato para las nuevas lenguas que pudieran existir entonces.

En la península Ibérica existen varios idiomas que exceptuando el vasco tienes su origen en el latín.

Viendo la letra W que su discurso captaba la atención de la concurrencia se fue animando y prosiguió con renovado ímpetu la exposición que acababa de iniciar.

Bien como les decía, algunas palabras, han ido cambiando dentro del idioma castellano en los últimos dos mil años, porque este idioma se ha hecho más universal que los demás , de modo que las otras lenguas , catalán y gallego han permanecido más estables por tener menos difusión.

Una palabra nos da su ejemplo es la de VENTANA, En francés se llama Fenetre, en Italiano se llama Finestrino en rumano Fereastra, y en catalán Finestra, todas ellas derivadas de su madre latina FENESTRAM.

También se llamaba finestra en castellano antiguo (ver lectura del CANTAR DEL MIO CID del siglo XII) de eso hace escasamente mil años, pero en un momento determinado el idioma castellano abandona la denominación de toda la vida y pasa a llamarse ventana, que quiere decir espacio abierto en una estancia o pared para que pase el viento, ignoro la razón de este cambio.

Pero obsérvese que tirar a alguien por la ventana no se llama desventalarlo sino que se dice defenestrarlo, palabra derivada de finestra

Eso mismo ocurre con otras muchas palabras que en el idioma castellano han evolucionado pero sobreviven en catalán, como el lugar donde hablan los políticos que no se llama hablamiento sino parlamento, de parlar, hablar en catalán.

Algo parecido ocurre con el cambio de la letra F por la letra H, se conoce que en un momento dado los cortesanos de una familia real extranjera tenían dificultades para pronunciar la F y entonces se cambia por la H a partir de entonces FORMIGA se llama HORMIGA y así tropecientas palabras, que no obstante sobreviven en catalán y gallego en su forma primitiva.

La concurrencia estaba atenta y en silencio, escuchando la disertación de la letra W, pero no a todos les ocurría lo mismo, el grupo duro de los miembros más cerrados de los académicos estaban cada vez mas enfadados.

Ese triunvirato formado por las letras A B y C, no pudo aguantar por más tiempo e interrumpió la clase magistral de la W, las tres primeras letras del alfabeto, con los derechos adquiridos desde antiguo se veían gravemente amenazadas con la expulsión del idioma de dos de sus miembros, la C y la V, por esa razón fue la A la que dada su categoría se dispuso a tomar la palabra.

Es increíble dijo, que una letra nueva en nuestro alfabeto como es la W recién aceptada por nosotros en el año 1969, si la memoria no me falla, repito es increíble que tenga la osadía de querer darnos lecciones de historia a todos los miembros de esta honorable academia, solamente me explico esta actitud por la juventud que tiene, que como todos sabemos son los jóvenes siempre los más revolucionarios.

Este comienzo del discurso que la letra A suponía que debía ser demoledor para las disertaciones de la letra W no obtuvo el efecto deseado y la mayoría de las demás letras expresaron con cara de fastidio la interrupción de las palabras de la W.

A la vista de los acontecimientos, la letra A se desinfló como un globo pinchado, cayó su voz. Pero su pensamiento le alertó que algo estaba cambiando y ya los pilares del idioma comenzaban a ser cuestionados, las nuevas generaciones llegaban pisando fuerte.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: