VIAJE AL CUBO DE ALCAINE

  Temprano salí de Obón (Teruel) hacia Alcaine siguiendo el curso del río Martín. Al llegar a un collado, lo vi allá apostado sobre un formidable peñasco. Igual que un águila vigilando su ámbito: las alas bien abiertas, prestas para partir volando. Sus plumas eran de vivos colores. Como cola de caballo su estilizado cuerpo.…