EL PESO DEL ALMA

He oído decir en algún lugar que el alma pesa, incluso que en alguna ocasión se ha podido comprobar ese presunto peso, en un experimento algo macabro, pero la ciencia es así, recordemos que el sabio Leonardo da Vinci, compraba cadáveres de ahorcados para practicar disecciones con el fin de investigar sobre los órganos internos…

ESE CIEGO CUPIDO

Por decirlo de una manera romántica, hablo de Cupido, ese niño en forma de angelito que armado con su arco, y no recuerdo si con una venda en los ojos, dispara flechas al corazón de las personas para que se enamoren. Yo prefiero hablar del destino que todo lo gobierna y hace que salte la…

Poema en tres dimensiones

se trata de un trozo de metraquilato con dos hojas en metal y un trocito de la canción de Antonio Machín   “SOMOS” Letra de la canción Después que nos besamoscon el alma y con la vidate fuiste por la nochede aquella despedida Y yo sentí que al irtemi pecho sollozabala confidencia tristede nuestro amor así…

Sandra

Sandra, fue la niña que nunca tuve, estábamos celebrando una fiesta en la casa de José que para entonces era algo así como la sede de un grupo de amigos, no recuerdo que cosa celebrábamos , pero era verano. Sandra tenía entonces diez u once años, vivía con su madre Nuria que estaba separada de…

GRAN PRIX

En la década de los 50, de 1900, en mi barrio, al norte de Barcelona, habían pocos juguetes, los niños nos apañábamos con los clásicos juegos de temporada, galdufas ( peonzas ), cromos, chapas de botellas, bolas ( canicas ) etc… etc… Casi siempre eran juegos de calle, en la casa se jugaba poco, a…

¿ESTAMOS SOLOS?

  Si alguien me preguntara si creía en la existencia de seres de otros planetas en el universo, le diría que esa pregunta no tiene una respuesta simple. En principio la respuesta más inmediata que se me ocurre es que interpreto que me están preguntando por vida inteligente y en ese caso  mi opinión  es…

COSA DE FAMILIA

Enclavados en un bonito valle al norte de la ciudad de Jaca hay dos pequeños pueblitos que se llaman Orós Alto y Orós Bajo, acompañado de mi padre y de mi hermano , visitamos únicamente uno de ellos, no recuerdo cual , pero en todo caso el más próximo a la carretera general. En el…

los Números felices

Este cuento es ilustrado, para poder ampliar la imagen y poder leerlo debes de pulsar en la portada y pasar las páginas pulsando las “<” flechas “>” que encontrarás a lo lados de la imagen ampliada Si te ha gustado házmelo saber dejando un comentario, gracias

VOLVER A LA LUZ

Es como el roce de un ala Una pluma apenas Tan sutil como un aliento Como si el teclado dormido de mi alma Su mirada pulsara una tecla Y una nota me invadiera Recorriéndome de cabeza a pies Vibrando, fuerte y dulce a la vez Estoy echando raíces en el aire Estoy queriendo vivir