POR UN TOBILLO ROTO!!

Y LLEGÓ EL DIA, YA TENÍA QUE LLEGAR!!!
Temporada larga has pasado sin bajar al mar.
Lo tienes enfrente de tu casa, y por la ventana ves, abuelos con sus nietitos, mojándose los pies.
El primer día de vacaciones, de contento no cabías, fuiste corriendo a buscar a tu bonita niña, y el pie tropezó… y el tobillo se rompió!
Mamá preparó para que descansaras distraído, una mesita en la terraza, dónde desayunabas, leías, dibujabas, jugabas al parchís y hasta aprendiste a hacer origami.
Horas que pasaban lentas… horas cojas…
Todo te aburría pasados unos días, había que inventar, para mañana qué hacer más.
Y te conté historias que luego dibujabas y te hice dibujos que luego tú me contabas.
40 días desde Junio a Julio, fueron los primeros, que no salió el tobillo bien, y se alargó pasando Agosto…  Septiembre con muletas lo empezaste.
Tu niña alguna tarde te visitaba, pero como es normal, le gusta más nadar en el mar, coger caracolillos  o navegar con su tío, sentir que el agua le lava la cara y el viento, peina su flequillo.
Quiere ser sirena, dice, y tiene que practicar.
 
Y LLEGÓ EL DÍA, YA TENÍA QUE LLEGAR!!
Para ver al doctor… que al fin te liberó!!
Pero ya había que comprar libros y preparar la cartera y… otra novia.
Dices que no quieres otra? Ah, dices que no quieres ninguna!!
Solo ya no te aburres, guardando conchas y fósiles en tu escondite,
tocando la flauta sentado en tu escabel, o doblando papel en tu mesa pupitre.
Aprendiste a ser amigo de ti mismo, y contigo pasas el día entretenido.
Comprobaste que para disfrutar, hay que saber hacer muchas cosas que te satisfagan de verdad.
Y los amigos… y niñas… para entre días.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: