HOMENAJE A R. ALBERTI

Siempre oí hablar de ti,
Pero leyendo tus versos, tus sueños,
Veo tu alma, de adulto infantil,
Con cigüeñas, jardines, marineros…
Enterneciendo lo más sagrado de mí, 
Asoma la sonrisa de otros tiempos,
Se complace mi alma alelí.
 
Eres grande, porque ves lo pequeño,
Desvelando la verdad de ti.
Poeta que bendices lo efímero,
Mostrándonos la belleza, que anda por ahí.
Poeta que miras con esmero, 
Lo que miramos distraídos y sin vivir.
Tu simpatía unge con veneración
La vida, poeta… desde la raíz.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: