LOS LIBROS FRENTE A LA VIDA

La vida siempre te coge desprevenido. Tenía una clienta con 6 hijos que un día me dijo que le había comentado a su madre que se quería divorciar por unos motivos que no vienen al caso contar. Y su madre, sin pensarlo dos veces, le contestó:” Si te divorcias, aquí no vengas”. En ese momento, yo pensé:”¡Qué mala madre tiene mi amiga!”. Pasado el tiempo, esa misma clienta me confesó:” Menos mal que mi madre no me abrió la puerta de su casa, porque de haberlo hecho, eso me habría animado a divorciarme. Y esto habría cambiado para peor la vida de mis hijos, la vida de mis padres y la mía. He de reconocer que estaba equivocada. Aunque mi madre trató de explicarme sus motivos, yo no lo comprendía porque estaba rabiosa con mi marido. En aquella época la respuesta de mi madre nos distanció, aunque ahora le estoy muy agradecida. Pero ya es un poco tarde para decírselo porque mis padres ya murieron”…  Esta historia es verídica. Que cada cual saque sus propias conclusiones. Las mías me las guardo para mí porque, estimo que decir lo que opino sería limitar lo que de ella se desprende. Y seguro que usted, Sr. lector, que tiene más mundo que yo, le sacará más jugo a esta historia…

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: