UN LENGUAJE UNIVERSAL E INTRANSMISIBLE

Es un hecho contrastable. No hace falta tener fe.  Ser un intelectual. Solo es necesario tener la curiosidad desatada de prejuicios. Si comparamos las diferentes filosofías, creencias y religiones que existieron, o existen en el mundo, es fácil llegar a la conclusión de que en muchos puntos dicen lo mismo. Una vez llegas aquí, la pregunta es:” Será que la globalización ha influido en estas similitudes?” Esto sería posible ahora por los medios de comunicación que existen, pero hace siglos no disponían de estos avances. Entonces ¿Cómo puede ser esto? La teología puede ser monoteísta, politeísta, henoteística, animista, o alguna combinación de las anteriores. Los rituales pueden ser muy variados y exóticos: unos utilizan las drogas, otros la razón, otros el amor, otros la meditación, otros el sueño, otros el baile, etc. Pero, salvando esas diferencias, todas ellas van dirigidas a proporcionar al hombre una forma de conducirse en la vida. Y es ahí donde surge la simultaneidad en países que nada tuvieron que ver. Por ejemplo: meditar es prestar atención a una sola cosa. Este es el camino que propone el budismo. Osho dice que amar es la forma más elevada de meditar. Independientemente de dónde se sea, o el tiempo en el que se haya nacido, todos sabemos ver y comprender cuando alguien ama lo que hace. Este es un lenguaje universal e intransmisible que traspasa el tiempo y que nos hace estar presentes en el ahora…

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: