LOS SENTIMIENTOS IMPLÍCITOS DE LAS PALABRAS

Las palabras tienen la capacidad de deslizarse, cumplir años, nacer, morir, cambiar de nombre, cambiar de significado, cohabitar, procrear, inventar, imaginar… Pero también tienen la cualidad de tener sentimientos implícitos. Esto es lo que ocurre con las palabras:” a borriquito, a cuestas, a cullecas, a cuculetas, a caballito, a costillas, a corderetas, a upa, a cucucho, a cotenas, a croquetas, a cochingo, a galeote, a cucu, a cucurumbillo, a cabretillo, a cabrito, etc .” Todas ellas son sinónimas y su significado es:” Llevar a alguien montado en la espalda con sus brazos alrededor de mi cuello y las piernas en mis caderas agarradas por mis antebrazos”. En principio, esta palabra la utilizaría, cariñosamente, una persona mayor con un niño para jugar con él. Aunque también se usa para llevar a cuestas a una persona herida. O como una broma. Aunque también se utiliza de una manera peyorativa: queriendo decir que me estás parasitando. Por lo que sé, cada región de España tiene su propia manera de nombrar esta simpática palabra. Incluso hay pueblos que tienen la suya propia a pesar de ser de la misma Comunidad Autónoma. Estoy seguro de que usted, Sr. Lector, dependiendo de donde haya nacido, sabrá alguna manera diferente de nombrarla de las que yo he mencionado. ¿no es así?

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: