LA BONNE RÉPUTATION 

Cuatro perros estaban echados tomando el sol cuando, uno de ellos dijo: 

–Me gustaría tener un trabajo de reconocido prestigio, no sé, algo de poco esfuerzo y buen sueldo. 

Y uno de sus amigos le expuso:  

–Pues yo tengo a un conocido que necesita a alguien. Pero temo que me dejes en mal lugar si te recomiendo. 

Y otro le confesó:  

–Pues yo sé de uno que necesita a un trabajador. Pero también sé que el dueño es muy exigente y temo que a la larga tengas problemas con él y esto pueda manchar mi buena reputación si doy la cara por ti. 

– Y el cuarto adujo:  

–Pues, como yo debo de ser muy mala persona, no me importa lo que pueda suceder con mi fama. Por eso os recomendé a todos vosotros en el trabajo que tenéis ahora. ¿Con qué mote creéis que me llame la gente? O mejor ¿con qué alias me llamáis vosotros cuando yo no estoy presente? 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: