La mejor sinfonía

La vida les unió sin esperarlo.

Dos almas gemelas

expandiendo su música,

abriendo su corazón por doquier,

viviendo en un mundo

al que no parecían pertenecer.

Aquel día, por conjuro del universo

hablaron por primera vez.

A través de sus miradas

fluía una conexión cósmica,

incomprensible para sus sentidos físicos.

Asumieron… temblorosos

que ese encuentro…

no fue casual.

Dos melodías fundiéndose en una sola,

apacible y alegre,

conformando, sin esperarlo,

 una exquisita sinfonía de amor.

Esta entrada ha sido publicada en Gloria Lacoma. Marca el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.